jueves, 5 de enero de 2017

Allanar el camino

Camino, concepto circular y recurrente este tiempo para mí ("Sigue el camino Amarillo que el después siempre llega") se me presentó de manera novedosa en boca de un jesuita de fe y santidad admirable.

"Allaná el camino" nos interpeló en  los Ejercicios Espirituales de noviembre pasado. 
Era el inicio del Adviento, el camino por excelencia. 
Foto de Juan Ignacio Rela (2012)

"Allaná el camino" 
Tres simples palabras transformaban ese camino de mis reflexiones en acción concreta hacia otros: "Hacémela fácil" se me ocurre es su traducción cotidiana 

¿A cuánta gente "se la hago fácil"? ¿Cuánta gente "me la hace fácil"?

Diciembre 2016, se me reveló como mar calmo y alegre en la superficie,  en sus profundidades se cruzaban corrientes de nostalgia, agradecimiento y otros sentimientos que no he podido bautizar aún.

Todo cierre de etapas me moviliza a la reflexión. Y este cierre fue un sacudón. Entre festejos, abrazos, recuerdos, lágrimas y un "siempre estarán en nuestro corazón" me di cuenta de que la comunidad del Colegio Las Cumbres durante 17 años allanó nuestro camino de familia de mil  maneras, acompañando a nuestros hijos a llegar más lejos y más alto. 

Las Cumbres "nos la hizo fácil". Hizo de la escolaridad inicial y primaria de nuestros tres hijos un camino de fortalecimiento personal, de vivir con alegría, de proyectar nuevas montañas a escalar, de superación diaria.  Enorme es nuestra gratitud. Enorme es Las Cumbres.

Hoy 2017 ya comenzó, y con la reflexión agradecida vienen mis deseos.
Yo te deseo, y me deseo, poder allanar caminos y poder reconocer el camino que nos allanan. 
En este dar y reconocer que seamos como la topadora que al correr la nieve para que otros puedan pasar, el primer camino que allana es el propio. 
En todo amar y servir dijo el primer jesuita. 

Allanemonos el camino unos a otros!

FELIZ AÑO NUEVO!

Carolina Tocalli
enero 2017




"Una voz grita en el desierto:

Preparen el camino del Señor,

allanen sus senderos;
elévense los valles,
desciendan los montes y colinas;
que lo torcido se enderece,
lo áspero se iguale.
Y todos verán la salvación de Dios”.

Lucas 3. 1-6




domingo, 28 de agosto de 2016

Sigue el camino Amarillo que el después siempre llega

5 años de Amarillo y después

Aunque no lo veamos, 
Amarillo siempre está para mí. 
Siempre estuvo, 
siempre estará
Espacio inmensamente íntimo 
que me interpela 
en mis después.

Lunes 15 de agosto de 2016, 5 años de Amarillo. 

Aniversario significativo que me encontró inmersa en las sierras de Córdoba en la celebración de un Congreso Nacional de Familias Cristinas  "La Familia en el Plan de Dios" .

Si bien jamás imaginado por mí y pero indiscutible parte del Plan Infinito de Dios;  lo cierto es que hoy no puedo pensar en un mejor escenario para nuestro aniversario, mi querido Amarillo.

A mitad de camino, en medio de un río, envuelta en naturaleza, en silencio y en amorosa calidez de esos que hasta el momento eran desconocidos y hoy claramente son mis hermanos en la fe, escribí esta poesía.

Amarillo te celebro y brindo por miles de después juntos!
Para vos, Amarillo, para mí, aquí va:


Acompaño el trazo de un río que cruzar elijo
apartando ramas, evitando barro,
probando piedras amigas 
que a otra orilla me puedan llevar

Que quiera, que pueda

Sobre esa roca de medio camino,
¿existirá algún cruce seguro?
¿habrá un paso descansado?
Sobre esa roca de medio camino,
¿regresar, continuar?

Que quiera caminar, 
el camino que pueda caminar

Los pasos marcados de aquel peregrino 
que mi andar protege 
lejos y de reojo
silenciosa paciente guía 

Por fin cruzar, 
continuar y disfrutar 
del agua que canta al sol de invierno
y del abrazo madre de tantas sierras 

Y tengo tiempo, 
ganas y curiosidad: 
quiero mirar infinito 
y de nubes me quiero vestir

Abandono el río,
ya viejo conocido,
ese sendero aunque cansino
destila rocío de novedad

Que quiera, que pueda

Clama la sierra más alta
que quiera, que pueda
por un minuto infinito mirar
por un instante nubes abrazar

Que quiera escalar,
la sierra que pueda escalar

Y a mis días bendecidos volver
serena y confiada estar:
con amor y con otros
cualquier río se puede cruzar
y todas las sierras te pueden elevar

Que quiera amar, 
a otros que pueda amar




Carolina Tocalli
Tanti, Córdoba 
15 de agosto 2016


CAMINO

Sí, si tuviera que elegir una única palabra para definir estos 5 años de Amarillo, seria CAMINO 

Andando estos 5 años, Amarillo me habilitó a compartir:
  • porqué ESCRIBO 
  • el SEA del arte que se lee como poesía y el de las palabras pintadas
  • el reconocimiento del recorrido que promete ETERNIDAD 
  • y el abrazo al cambio y el redoblar apuesta al AMOR QUE GIRA 

Si tenés tiempo y ganas, te invito a caminar con tu cursor sobre las palabras
ESCRIBO, SEA, ETERNIDAD, AMOR QUE GIRA del párrafo anterior y  recordar cada uno de estos años bien amarillos



Alzo mi copa rebosante 
de tantas formas que me expresan, 
y brindo por compartir muchos después, 
después que llegan, 
siempre llegan.





Carolina Tocalli
28 de agosto 2016





martes, 22 de diciembre de 2015


SABE LA VIDA 
LA VIDA SABE


2015 nos llenó de celebraciones, festejos, viajes, nuevos trabajos, muchos logros, muchas inquietudes, tanto crecimiento.

Todas estas luces llegaron con sus propias sombras y así hubo que hacerle lugar al cansancio, a los sentimientos contradictorios, a las emociones que sacuden fuerte, a las presiones y tensiones que quitan el aire y desvelan el sueño.

Cada año me convenzo un poquito más que la felicidad reside en andar la vida, sopesando sus alegrías y tristezas. 
Una única vida, con todo lo lleva y trae. 

¡ Felices los sabios que saborean la vida, que la andan y la bucean, entre  sus muchas luces y sus tantas tinieblas!

Frente al pesebre familiar, hoy solo contemplo y me contemplo:

  • en el silencio de una cuna- corazón que espera 
  • en la esperanza de que el mismo Dios vendrá a llenarlo-llenarme
  • en la certeza del Amor incondicional, que no entiendo pero que ES, definitivamente ES
  • en la alegría de saberme y saberte parte de esta Vida y caminarla juntos.


Feliz Navidad
Feliz Año Nuevo
Feliz Vida

Carolina 


Carolina Tocalli
22 de diciembre 2015


Note from last www.ci2iglobal.com year call talking about wishes and resolutions
"Carolina /me: I wish my transition from the noise and loudness of doing things for the recognition to the silence of savouring my achievements for myself"
Cheers and strong committed work for that!

viernes, 14 de agosto de 2015

Amor, sigamos girando amor

4 años re-descubriéndome en Amarillo y después


"Cambia todo cambia"
"Lo único permanente es el cambio"

Son algunas de las frases con las que la sabiduría popular expresa su .........(completar según propio sentir) al cambio. 

Y sí, el cambio puede generar temor, o ansiedad, o desconcierto....  o en ese orden, o todo junto. También entusiasmo y alivio, ¿porque no?


La idea de cambio implica movimiento. El movimiento me remite a fluir: fluir con sentido, fluir peregrino que asocio al movimiento del giro.

Giro como el cambio que pasa una y otra vez por el mismo lugar, buscando algo nuevo que aprender sobre lo ya aprendido, construyendo sobre lo construido y amando lo vivido.



Como el giro de la bailarina, que intenta una y otra vez, en el mismo salón, sobre el mismo pie y con el mismo corazón expectante que algo más bello y perfecto se puede producir.

En esta reflexión se encontraba mi corazón el año pasado cuando busqué plasmar nuestros 20 años de casados en una obra. 

Así nació "Amor, sigamos girando amor" que le regalé a mi amor Jóse, y naturalmente desbordó en regalo para la familia que formamos y sostenemos juntos.

Con "Amor, sigamos girando amor" abrazo nuestros cambios individuales, honro nuestros giros y amo nuestra elección de fluir juntos en cada giro de nuestra cotidianidad.

video

A veces los giros marean y se hacen con los ojos cerrados. Otras giramos como en un vals, y nuestros ojos quisieran atrapar toda la armonía que regala el movimiento. 

Sea como sea, estoy convencida de que girando crezco, girando vivo, y girando soy.

Hoy Amarillo y después, este blog cumple 4 años girando amor. 

Como el movimiento se demuestra andando pues, andemos (decía el gran Carlitos Balá) es que desde aquella auto promesa francesa 
(http://amarilloydespues.blogspot.com.ar/2012/07/mediodia-en-paris-oh-la-la-la-vida-y-su.html soy más consciente de los muchos giros que la vida me fue dando y también los giros que yo le imprimo a mi vida .

"Cada año tuve la bendición de encontrar el brillo adecuado para celebrar a  Amarillo: la palabra, la plástica y el silencio",  escribí el año pasado para el 3° cumpleaños de Amarillo (http://amarilloydespues.blogspot.com.ar/2014/08/una-eternidad-amarilla-y-toda-la.html)  

Hoy podría decir "cada año nos movimos, mi vida y yo - yo y mi vida, para encontrar la mejor manera de celebrar a Amarillo".

Y es mi giro que necesita expresarse, sea con la palabra, la plástica, el silencio y hoy con la música para dar cuenta de mi amorosa búsqueda de felicidad. 

Como cada año que celebro el regalo que es Amarillo en mi vida, también celebro su después esperanzada en los giros de amor que podamos generar.

"Cambia todo cambia
pero no cambia mi amor por más lejos que me encuentre"

Felices 4 años re descubriéndonos en tus tantas posibilidades, Amarillo y después!


Carolina Tocalli
15 de agosto 2015


Cambia todo cambia - Gracias Mercedes Sosa!

Cambia lo superficial 
Cambia también lo profundo 
Cambia el modo de pensar 
Cambia todo en este mundo 

Cambia el clima con los años 
Cambia el pastor su rebaño 
Y así como todo cambia 
Que yo cambie no es extraño 

Cambia el más fino brillante 
De mano en mano su brillo 
Cambia el nido el pajarillo 
Cambia el sentir un amante 

Cambia el rumbo el caminante 
Aunque esto le cause daño 
Y así como todo cambia 
Que yo cambie no es extraño 

Cambia, todo cambia 
Cambia, todo cambia 
Cambia, todo cambia 
Cambia, todo cambia 

Cambia el sol en su carrera 
Cuando la noche subsiste 
Cambia la planta y se viste 
De verde en la primavera 

Cambia el pelaje la fiera 
Cambia el cabello el anciano 
Y así como todo cambia 
Que yo cambie no es extraño 

Pero no cambia mi amor 
Por más lejos que me encuentre 
Ni el recuerdo ni el dolor 
De mi pueblo y de mi gente 

Lo que cambió ayer 
Tendrá que cambiar mañana 
Así como cambio yo 
En esta tierra lejana 

Cambia, todo cambia 
Cambia, todo cambia 
Cambia, todo cambia 
Cambia, todo cambia 

Pero no cambia mi amor

lunes, 22 de junio de 2015

A QUIEN ES ESPECIALMENTE 
SU SEÑOR;
LA QUE ES 
ÚNICAMENTE 
SUYA


una obra colectiva de 
Belén López Lehner 
Yazmín Iturbide 
Carolina Tocalli


Junio 2015

Nos juntamos  para crear  Belén,  Yazmín y yo  cuando reconocimos que la problemática de la mujer era lo que más nos había conmovido en el estudio de la Edad Media que nos propuso la Cátedra Castillo de  Historia de la Cultura II a cargo de la profesora María Marta Hovhannesian (Artes Visuales en UNA Universidad Nacional de las Artes) . 
Descubrimos  una ventana de oportunidad para nuestra obra colectiva en la relación de una mujer y un hombre, Eloísa y Abelardo, los famosos amantes, intelectuales y también clérigos de París del siglo XII.

 “Ella, la dulce quinceañera que, seducida por su tutor,
se deja llevar por los impulsos de la carne.
Él, brillante dialéctico con fama in crescendo que,
cegado por la pasión, no logra vislumbrar las desventuras
que deberá atravesar a causa de tamaña osadía.
Dos amantes que han conmovido, escandalizado
y conquistado a todo aquel que tuvo noticia de ellos.”


Como tantas obras colectivas, la nuestra comenzó en un bar de Buenos Aires, junto a la ventana, un día gris y frío de un otoño casi invierno. Clima de creatividad y creatividad en el clima.


No adentramos en la historia de Abelardo y Eloísa,  personas reales que vivieron los embates del llamado “renacimiento” en el medioevo, en el que grandes maestros del arte, de las letras y de las ciencias renegaron de cuanto les había sido legado por sus sucesores. Una suerte de ruptura intelectual  que no duró demasiado; un grupo  disruptivo de pensadores (mayormente jóvenes) pregonando la revalorización de lo terrenal, las pasiones y la movilidad inter-social  de cara a una sociedad rígidamente enmarcada en clases y en la dualidad alma (buena) – cuerpo (malo).   

Estos intelectuales se dieron a conocer como los Goliardos y  Pedro Abelardo fue su mayor exponente dedicando su vida a derrocar desde la retórica a sus adversarios . Combates entre maestros, cuyo triunfo otorgaba prestigio y mayor cantidad de alumnos seguidores. Entre las conquistas de Abelardo se encontró Eloísa, una noble quinceañera  subyugada por la claridad intelectual del maestro que cedió a sus pasiones. Tuvieron un hijo a quien llamaron Astrolabio y dejaron al cuidado de una pariente lejos de París. 

Los enamorados vivieron separados de manera muy trágica.  Abelardo fue castrado por el tío de  Eloísa, debió huir de París en más de una oportunidad, tomó los hábitos monacales siendo repudiado, y hasta excomulgado, por la Iglesia debido a sus teorías de  avanzada. En sus últimos años, Abelardo fundó una orden religiosa “del Paráclito” admitiendo a Eloísa como abadesa de la comunidad de mujeres. 

Eloísa pierde a Abelardo, en 1142 y entierra el cuerpo de su gran amor en el Paráclito. Tras 22 años de soledad, muere Eloísa y desde 1817, hasta nuestros días, ambos cuerpos descansan, por fin juntos, en un mausoleo común en el cementerio de Père Lachaise, París.

El legado de este amor tumultuoso fueron unas cuantas cartas cruzadas, rebosantes de recuerdos dulces y amargos, colmadas de reproches y acusaciones, donde la  ira, la lujuria, la soberbia y la envidia  son algunos de los “pecados posibles a cometer en este mundo”.

¿ QUE NOS MOVILIZÓ A CREAR ? 

Quedamos conmovidas por la CARTA VI de Eloísa a Abelardo, no sólo por ser su último intercambio epistolar, una suerte de despedida, sino por que expone muchos temas interesantes sobre la mentalidad de la mujer medieval, con y  a pesar de tratarse de una mujer de la altura intelectual de Eloísa.

Los sentimientos y preocupaciones que Eloísa presenta no son extraños, ni ajenos ni distantes de las emociones de las mujeres actuales. 


Seleccionamos párrafos de la carta  para nuestra obra colectiva, vislumbramos sentimientos encontrados de Eloísa, donde se entremezclan su dolor y  la necesidad de legitimación frente a su hombre, a su amor y a su superior en la jerarquía eclesial. Donde también pudimos distinguir su necesidad de reconocimiento frente a la marginalidad imperante, la diferenciación de roles entre géneros y una despedida, triste y obediente. 



Con preocupante naturalidad relacionamos  las vivencias de Eloísa con las de tantas mujeres de hoy.



Y creamos 
un recorrido de imágenes actuales
 mientras el sonido de palabras apesadumbradas 
tajeaba el aire con olor a rosas. 

Palabras que una mujer 
de gran altura 
intelectual y emocional, 
formuló ocho siglos atrás
Palabras que también 
se escuchan hoy.







Nuestra obra es un ir y venir, entre las palabras de Eloísa y la problemática tan vigente de violencia hacia la mujer. 

Un dialogo, un monólogo, un grito, una protesta, un silencio ... palabras que se hacen eco, palabras que se ahogan. Eloísa y su reclamo en el siglo XII y la marcha contra en femicidio en Argentina "Ni Una Menos" del siglo XXI. 


Algo en común, mucho en común. La necesidad genuina de escucharnos y valorarnos para ser escuchadas y valoradas y así caminar la sociedad con los hombres , seres humanos complementarios y compañeros nuestros.

Belén López Lehner  y  Yazmín Iturbide  les agradezco esta  experiencia de gran reflexión e interpelación. Crecimos y creamos a luz de la Edad Media. 


 Belén , Carolina y  Yazmín -
16 junio 2015 - U.N.A.


Bibliografía 
LE GOFF,Jaques Los Intelectuales en la Edad Media, Buenos Aires, Editorial Universitaria de Buenos Aires (EUDEBA) (1971) 

JAKUBECKI, Natalia y BORELLI, Marcela Cartas de Abelardo y Eloísa, Ediciones La Parte Maldita, Ciudad de Buenos Aires (2013)

lunes, 16 de marzo de 2015


SOLO POR HOY SABRÉ

Sólo por hoy me sabré humana, con mis aciertos y mis desaciertos, 
mis entusiasmos y mis desalientos.

Sólo por hoy me sabré infinitamente amada por Dios.

Sólo por hoy me sabré humanamente amada, y con su mejor voluntad,  por los que me rodean bien

Sólo por hoy sabré dar con generosidad y sabré recibir con gratitud.



Sólo por hoy sabré soltar y respirar, reconociendo y acariciando mi existir.

Sólo por hoy sabré estar orgullosa del camino elegido y sabré recorrerlo con humildad.

Sólo por hoy me sabré responsable de mi felicidad y de mi creatividad.







Sólo por hoy sabré que cada día puedo ser una mejor mujer.


Carolina Tocalli - 16 de marzo de 2015


martes, 30 de diciembre de 2014

Me deseo pinceles


Apenas me di cuenta  que se acababa el año.  
Más  allá de los preparativos navideños, los cierres y cenas de fin de año y la llegada de la familia grande y amigos que viven en el exterior, este diciembre intenté no correr adentro mío, ni dejarme acechar por la velocidad circundante.

Habiendo vivido  fines de años cargados de tristezas y pérdidas, donde atravesarlos era lo poco - o lo mucho -  que se podía hacer;  2014 se fue apagando sereno gracias a una pequeña dosis de estabilidad consciente y amorosamente trabajada.  

Transitando la mitad de mi vida, me alcanzan algunas experiencias vividas para reconocer que cualquier estabilidad es frágil. 
Y también me sobran vivencias para tener la certeza que puedo navegar esa vulnerabilidad en la medida en que logre fortalecer a mi Carolina más íntima.

En plan de reconocer que los cambios existen y que arrasan si no encuentran suficiente flexibilidad y adaptabilidad de nuestra parte, formulo mi deseo para el  2015: me deseo pinceles.

Sí pinceles, muchos pinceles.
Me deseo pinceles que me ayuden a pintarme por dentro para lucir una mejor versión de mí: más humana y creativa, mejor mujer y madre.

Me deseo pinceles delicados que afinen mis sentidos y mi intuición, que me conecten con mi creatividad e inteligencia emocional para desarrollarme en mis experiencias personales, laborales y artísticas.

Me deseo pinceles de brocha gorda, que me permitan pinceladas rápidas y cargadas en trabajo con otros y para otros.  Mi pincel junto a más pinceles.

Me deseo pinceles prolijos, de  suaves y sedosas  cerdas. También  me deseo pinceles despeinados, despreocupados y desalineados.

Y junto a mis pinceles que sigan llegando los colores que me habiliten a seguir haciendo, sin ahorrar experiencias,  animándome a las mil y tantas tonalidades de la vida propia y la vida compartida.

Pinceles, colores y espacios.

Sí, me deseo espacios donde actuar con mis colores y mis pinceles.

Seguiré trabajando por mis espacios propios y aquellos espacios de vida en pareja y vida en familia que son mi verdadera vocación.

Seguiré explorando  espacios de trabajo en proyectos con tantos colegas valiosos.

Seguiré liberando espacios en el arte, aprendido nuevas formas de expresarme y compartirme. 

Seguiré ahondando en mi espiritualidad y mi fe.  

Me deseo desear.
Me deseo amar.
Me deseo crear.
Me deseo creer.
Me deseo ser libre.

¡Pinceles para mi 2015!


Y vos ¿Qué te deseas para este nuevo año?